Las Cadenas de Suministro las gestionan personas

By Bernard Milian

¡Larga vida a la tecnología! 

A lo largo de las décadas hemos desarrollado más y más tecnología para nuestras cadenas de suministro, inventado sofisticados algoritmos, interconectado lugares remotos alrededor del mundo, rastreado en tiempo real el más mínimo evento. Este libertinaje de medios, poder de computación, software y complicados acrónimos nos hace pensar que todo es científico, matemático, electrónico y fantástico.

¡La ciencia y la tecnología son geniales! 
Pensemos; podemos aterrizar un mini robot en un pequeño cometa de 4 km de largo después de un viaje de 7 mil millones de kilómetros, podemos volar aviones no tripulados que saben cómo volver por sí mismos a su punto de despegue, tenemos en nuestro bolsillo lo necesario para comunicarnos instantáneamente con las antípodas, etc.

Entonces, ¿cómo es posible, en este mismo siglo XXI tecnológico, que sigamos sufriendo cosas tan triviales como las faltas, urgencias y existencias obsoletas en nuestra cadena de suministro?

¿Será la solución la inteligencia artificial, el machine learning, más y más tecnología para automatizar nuestras cadenas de suministro?

La tecnología es genial, la digitalización es clave, pero ¿no tendremos un pequeño problema?

A la tecnología no le gusta la aproximación.

Tal vez una dificultad que hace que la tecnología sea menos eficaz es que nuestro entorno de gestión de operaciones no es tan científico o cartesiano como nos gustaría que fuera.

Las previsiones de ventas son estimaciones, los plazos de entrega son estimaciones, los tamaños de los lotes son estimaciones, nuestras capacidades futuras son estimaciones, etc. Recogemos una multitud de estimaciones, las introducimos en el gran motor de cálculo de nuestro ERP, y cruzamos los dedos …

Además, aunque hayamos calculado cuidadosamente nuestros requerimientos, estaremos expuestos a la variabilidad.

En realidad, nuestras cadenas de suministro son gestionadas en primer lugar por hombres y mujeres con inteligencia, raciocinio, emociones, supuestos, objetivos, defectos, etc.

Estos hombres y mujeres reciben una información, la interpretan y toman decisiones.

¿No serían las humanidades, de hecho, las ciencias más importantes para pilotar nuestras cadenas de suministro, muy por delante del último y sofisticado algoritmo para predecir lo impredecible?

¿Y si el secreto de la eficacia de DDMRP fuera precisamente el reconocimiento y la consideración de este factor humano? Examinemos varios aspectos de la metodología desde esta perspectiva.

«Toughtware antes que el hardware»

El reto es alinear la forma de pensar en la empresa con lo que realmente cuenta, es decir, el FLUJO o velocidad para satisfacer la demanda. Parece natural / innato y, sin embargo, es una cuestión de cambio de paradigma en la mayoría de las empresas, ya que hemos adquirido a lo largo de las décadas una cultura centrada en la reducción de los costes, que a menudo está en conflicto con el flujo. Más que instalar un nuevo software, necesitamos instalar una nueva forma de pensar, es decir, permitir a nuestros equipos pensar en de una forma global o sistémica.

Seamos aproximadamente correctos en vez de precisamente equivocados

Esto es muy impactante para nuestras mentes cartesianas, ingenieros o gerentes.

Recuerdo un debate con un Vicepresidente Senior de Operaciones de una compañía multinacional, no entendía por qué para un plazo de entrega «corto» se recomienda un factor de lead time de 60 a 100%, y de 20 a 40% para un plazo de entrega «largo». «¿Qué significa corto / medio / largo? ¿Por qué 60 a 100%? ¿Qué ciencia está detrás de esta afirmación?

El mismo gerente no se sorprende de que su sistema MRP calcule una necesidad exacta basada en una previsión, que es por definición aproximada. Aunque, si además la previsión ha sido elaborada con un complicado algoritmo, eso parece tranquilizador…
Mi profesor de física en el instituto solía decirnos siempre: asegúrate primero de los órdenes de magnitud.

El dimensionamiento estático y dinámico que defiende el DDMRP se basa en este principio, familiar para todos aquellos que utilizan los sistemas Kanban: construye un modelo que tenga sentido, y luego lo mejorarás.

Gestionemos visualmente

Todos lo sabemos: representar una cadena de suministro como un flujo lineal desde el proveedor del proveedor hasta el cliente del cliente ya no es apropiado en el mundo actual. Las cadenas de suministro de hoy en día son complejas, red global con muchos nodos interconectados de proveedores, subcontratistas y clientes. En cada nodo de esta red hay un sistema MRP (ERP) operado por personas.
Los equipos a cargo de cada uno de estos nodos reciben señales, las interpretan, toman decisiones, envían señales y productos a los otros jugadores, y adaptan gradualmente su comportamiento, a través del aprendizaje.

Necesitamos presentar a nuestros equipos una información clara que nos permita tomar decisiones relevantes.

El MRP y otros sistemas APS son a menudo cajas negras para sus usuarios, abrumados por los mensajes de acción, los problemas de integridad de los datos y los múltiples cambios. ¿Cómo tomar las decisiones correctas y mejorar el rendimiento continuamente en toda esta confusión?

Por el contrario, el DDMRP implementa un control altamente visual basado en códigos de color azul/verde/amarillo/rojo/rojo oscuro – para la planificación, para la supervisión de la ejecución y para el análisis de los resultados. ¿Qué podría ser más inteligible? Desde la llegada del automóvil todos entendemos los semáforos.

Los equipos tienen las herramientas para trabajar en las prioridades correctas, tomar las decisiones correctas en el momento adecuado, e impulsar la mejora.

Foco en la adaptación

Desde el diseño del modelo operativo hasta su gestión estratégica a través de S&OP Adaptativo, la metodología Demand Driven nos ayuda a configurar nuestras cadenas de suministro para hacerlas ágiles y resilientes.

Sabemos que el mundo es cada vez más volátil, incierto, complejo y ambiguo (VUCA) – la realidad a la que se enfrentará una empresa será diferente de lo que se predijo, por lo que necesitamos desarrollar su adaptabilidad.

Algunos encuentran que la «Empresa Adaptativa Dirigida por la Demanda» es un concepto de marketing. Incluso si este fuera el caso, ¿cuál sería el problema? ¿No es el meollo del asunto, convencer a todas las capas de la empresa de que la adaptabilidad y la sostenibilidad son las claves del éxito? Es necesario convencer, explicar, predicar, formar, porque se trata en realidad de influir en el comportamiento de una organización formada por personas.

Construir la agilidad en el diseño del modelo mediante la colocación de puntos de desacoplamiento, luchar contra la inercia de la cadena de suministro existente, convertir el S&OP en un proceso para adaptarse a los cambios: nada de esto es obvio para la mayoría de las empresas, ¡y de hecho se trata de cambiar los comportamientos!

¿Por qué el DDMRP está dando resultados claros, significativos, rápidos y sostenibles? Por mi parte, está claro: reconoce el factor humano de nuestras «Cadenas de Suministro Gestionadas por las Personas» y hace evidente los comportamientos que fomentan el flujo y la adaptación.

Por eso, las soluciones de Demand Driven Technologies están diseñadas para ser extremadamente intuitivas, fáciles de usar y facilitar la toma de decisiones a los hombres y mujeres encargados de gestionar las operaciones.

Ponerse en contacto

Share This Story, Choose Your Platform!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Recent Posts

You may also enjoy

Las Cadenas de suministro postcovid

Llevamos años hablando del nuevo escenario, VUCA, volátil, Incertidumbre, Complejidad,Ambiguo.Pero de repente llegó el COVID, y en el último año hemos sido testigos de un

Manténgase informado con nuestras últimas noticias

Name*