menu icon
close

¡No confunda el pull flow con el just in time!

Por Bernard Milian
Rope on the verge of breaking

A veces hay confusión cuando hablamos de pull flow.

Mucha gente escucha «flujo tenso» – justo a tiempo. Pero lo que es tenso amenaza con romperse en cualquier momento, justo a tiempo está cerca de ser demasiado tarde, ¿verdad?

Así que justo a tiempo = riesgo de falta en la mente de cualquiera. En estos días, esto da miedo.

En la metodología Demand Driven, intentamos implantar un flujo pull desde un extremo a otro de la cadena de suministro, mediante la integración de buffers.

¿Buffers? ¿De stock, de tiempo, de capacidad? ¿Pero si ponemos buffers, entonces no alaragamos los flujos, verdad? ¿Es esto compatible con el flujo pull? ¿No promueve el lean la eliminación de desperdicios y, por lo tanto, de los buffers?

Es confuso, ¿verdad?

¿Qué es el pull flow?

Mi definición preferida del pull flow es la activación del supply (compras, fabricación, distribución entre centros) en función del consumo real.

Un consumo real es un pedido en firme o, mejor aún, una salida de stock contra un pedido en firme.

Por ejemplo, es la información capturada en el punto de venta: la caja registradora de su supermercado o la validación de la cesta de la compra en su sitio de comercio electrónico favorito.

Si esta información se captura y desencadena una sucesión de acciones en la cadena de suministro aguas arriba, entonces el flujo se está extrayendo del consumo real.

No busque ejemplos de pull flow, probablemente ya esté utilizando esta técnica para sus compras.

¿Qué es el just-in-time?

Se dice que un flujo es justo a tiempo cuando la oferta y el consumo están lo más sincronizados posible.

En un extremo, el envase de yogur que va a comprar se coloca en la estantería minutos antes de que usted aparezca para ponerlo en su carrito.

El flujo «justo a tiempo» conduce, por lo tanto, a la búsqueda de la excelencia mediante la reducción de los desperdicios, incluyendo los tiempos de espera y el exceso de inventario.  Ajustar los flujos, en el sentido de reducir los retrasos, permite desarrollar la agilidad de la cadena de suministro. Pero ajustar los flujos, en el sentido de reducir los buffers, corre el riesgo de debilitar la cadena.

Cada cadena de suministro se enfrenta todos los días a interrupciones, variaciones de la demanda e incertidumbres en el suministro, que hacen que la sincronización perfecta sea una ilusión.

Buffers para tirar del flujo sin romperlo

La noción de buffering, que se describe con más detalle en este artículo, es un mecanismo que crea agilidad y hace que las operaciones sean más robustas.

Se trata de posicionar stocks, decidir capacidades y tiempos en la cadena de suministro, de dimensionarlos lo mejor posible y de gestionarlos diariamente.

Son estos dos últimos puntos -dimensionarlos ni demasiado ni muy poco- y dirigir con reglas claras de gestión y acción- los que evitan caer en la fragilidad de un flujo sobredimensionado, o en el despilfarro de unos buffers excesivamente altos.

Un modelo holístico que debe adaptarse continuamente

Para que su modelo pull-flow le permita responder a las necesidades de sus mercados sin correr el riesgo de romper los flujos, debe concebirlo como un modelo de gestión de empresa: debe abarcar todas sus operaciones (distribución, producción, aprovisionamiento), debe estar integrado en sus sistemas de información y su adaptación debe ser supervisada por su equipo directivo, ya que se trata de gestionar los riesgos para hacer operativas las direcciones estratégicas.

Póngase en contacto con nosotros

Comparta esta historia, elija su plataforma

Facebook
Twitter
LinkedIn

Blogs recientes

Suscríbase a nuestra newsletter

También puede interesarle

Automated Robots Manufacturing a Wheel

¿De verdad quieres reinventar la rueda?

Nos encontramos con empresas que están invirtiendo cientos de miles, o incluso millones de euros, en sus propios proyectos de digitalización, sistemas diseñados para dar

Red Urgent Stamp

El buen uso de las urgencias

En un taller de producción, con un proveedor, en el transporte, hay… brrr, da un poco de miedo… sí, sí… URGENCIAS. En mi carrera he