Usar el tiempo de espera para ser más ágil en condiciones de VUCA

By Bernard Milian

En mi anterior blog, describí cómo la aparicion del Coronavirus fue una ilustración de las condiciones volátiles, impredecibles, complejas y ambiguas (VUCA*) que las cadenas de suministro están encontrando. Dado que las condiciones VUCA son impredecibles, es imperativo que los responsables de la cadena de suministro evalúen las acciones que pueden tomar para mejorar la agilidad general de sus operaciones. Cuanto más ágiles sean las operaciones de su cadena de suministro, más hábiles serán para lidiar con las condiciones impredecibles.

En este contexto, la gran dependencia de los fabricantes estadounidenses y europeos frente a su aprovisionamiento de materiales e componentes de Asia, coloca a sus empresas en una posición de alto riesgo intrínseco. Los plazos de entrega más largos que conlleva el uso de proveedores asiáticos se traducen en tiempos de reacción más lentos, niveles medios de inventario más altos y una mayor probabilidad de obsolescencia.

A medida que las empresas de todo el mundo han comenzado a utilizar los conceptos de la planificación de sus necesidades impulsada por la demanda (DDMRP), se han dado cuenta del impacto sobre su nivel de stock que tenian sus plazos de entrega mas largo y de la menor flexibilidad que encuentran al utilizar proveedores lejanos.

Los principios del DDMRP** consisten en ajustar la frecuencia del reabastecimiento a la demanda real del mercado. Al reducir la dependencia de las previsiones inexactas, las posiciones de los inventarios se alinean más con el consumo real. Este cambio hacia el uso del consumo real del mercado como señal de demanda primaria se logra manteniendo el inventario en cantidades adecuadas que aseguren la disponibilidad constante de material. Las posiciones de inventario gestionadas mediante los buffers DDMRP se adaptan de manera dinamica para poder absorber los cambios de frecuencia/necesidades de la demanda, lo que da lugar a una mejor alineación del inventario con la verdadera demanda del mercado. Los plazos de reabastecimiento son un factor determinante (junto con sus niveles de variación) en el dimensionamiento de un buffer DDMRP y su resultado es su nivel medio de inventario que es su consecuencia directa.  Todos los demás factores siendo iguales, si los plazos de entrega aumentan, el tamaño del buffer DDMRP y sus niveles medios de inventario previstos aumentarán.

*VUCA : Volatility (volatilidad), Uncertainty (Incertidumbre), Complexity (Complejidad), Ambiguity (Ambiguedad)

**DDMRP (MRP impulsado por la demanda)

El impacto de los largos plazos de entrega

En la búsqueda de ser más ágiles, examinemos cómo los cambios en el plazo de entrega pueden afectar al tamaño de nuestro buffer DDMRP y a sus niveles de inventario asociados. Esto nos dará una idea del impacto que encontraremos al aceptar largos plazos de reabastecimiento en el mundo VUCA* en el que vivimos. Para ello, volvamos a la simulación del DDMRP que realicemos en la conferencia del APICS en Nueva Orleans en 2014. Puedes acceder a una copia del libro blanco que publiqué sobre esa simulación aquí.

Utilizando los valores de demanda aleatoria de los visitantes de los puestos de esa conferencia, actualicé la simulación estableciendo el tamaño del buffer para que refleje la demanda media diaria del año de los datos de la simulación. También he establecido una Cantidad Mínima de Pedido (MOQ) para reflejar el promedio de uso de 2 semanas. Para la simulación, la referencia 1 (Widget) tiene un plazo de entrega de 90 días, similar al que se experimenta al abastecer materiales de Asia a los EE.UU o Europa. Hubo 0 día de roturas de stock durante el año y el resumen fue el siguiente:

         

A continuación se presentan gráficos que ilustran la progresión de los tamaños de las zonas del buffer a lo largo del tiempo junto con los valores de inventario y de demanda. El gráfico superior ilustra la flexibilidad de la zona de amortiguación del buffer a lo largo del tiempo con los cambios de demanda. La línea negra indica el inventario disponible que resultó de la utilización de la lógica DDMRP durante el año. El gráfico inferior ilustra los valores de demanda diaria y proporciona una vista del nivel de variación de la demanda que encontró la zona de amortiguación del buffer.

Ahora podemos evaluar el impacto de un cambio a un plazo mucho más corto sustituyendo el proveedor lejano con un proveedor local. En la siguiente ilustración, cambiamos el plazo de entrega a 7 días utilizando el mismo patrón de demanda del ejemplo anterior. En este caso, el nivel medio de inventario disponible cae a 2434 unidades desde las 8773 en el ejemplo anterior.  En este escenario, los resultados son los siguientes:

             

Los siguientes gráficos ilustran la evolución de las zonas de buffer (amortiguación) y de los niveles de inventario disponibles para este escenario. Los valores de demanda son idénticos al ejemplo anterior.

Conclusiones:

Los niveles de inventario son dramáticamente más bajos en el escenario que utiliza el plazo de 7 días con un promedio de 2434 unidades disponibles que representan el 28% del nivel que alcanzó el escenario de 90 días.  El promedio de inventario en dias de cobertura de stock es de 16 días de suministro en el escenario de 7 días de plazo, mientras que era de 58 días de suministro en el escenario de largo plazo. No sólo redujimos las necesidades de capital de trabajo, sino que también redujimos sustancialmente la probabilidad de terminar con un inventario obsoleto. Lograr plazos de entrega cortos debería ser una consideración importante para los líderes de la cadena de suministro en industrias como la electrónica, donde la continua introducción de nuevas tecnologías hace que apenas 12 a 15 meses tras su introduccion ya estan obsoletas.

Evidentemente, el costo de los materiales siempre será una consideración clave al determinar los planes de abastecimiento y las ubicaciones. Sin embargo, no debería ser el único factor a medida que las condiciones de VUCA se hacen cada vez más prominentes en los mercados actuales. El uso de tácticas impulsadas por la demanda y la adaptación de su modelo de cadena de suministro para permitir una mayor capacidad de respuesta permitirá a las empresas ajustarse más rápidamente a las condiciones siempre cambiantes.

Ponerse en contacto

Share This Story, Choose Your Platform!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Recent Posts

You may also enjoy

Las Cadenas de suministro postcovid

Llevamos años hablando del nuevo escenario, VUCA, volátil, Incertidumbre, Complejidad,Ambiguo.Pero de repente llegó el COVID, y en el último año hemos sido testigos de un

Manténgase informado con nuestras últimas noticias

Name*